Siguenos
hace 1 año
Viral en redes

¿Todos los hombres son infieles?

Comparte

La infidelidad no es algo que la gente admita fácilmente, por lo que es casi imposible dar cifras exactas sobre el tema. Mientras que un estudio indica que este fenómeno afecta al 70% de los matrimonios, una experta independiente sugiere que ocurre entre el 20 y el 60% de las relaciones. Sin embargo, aunque los porcentajes varían considerablemente, de todas estas estadísticas surge una constante: los hombres tienden a engañar más que las mujeres.

La profesora Alicia M Walker estudia las relaciones íntimas, la sexualidad y la infidelidad. En 2017, publicó un libro llamado The Secret Life of the Cheating Wife (La vida secreta de la esposa infiel), el resultado de un año de investigación sobre los asuntos extramatrimoniales de las mujeres. En enero de este año publicó un nuevo libro llamado Chasing Masculinity: Men, Validation and Infidelity (Persiguiendo la masculinidad: hombres, validación e infidelidad) basado en entrevistas con 46 hombres que utilizaron la red social de citas extramatrimoniales Ashley Madison para engañar a su pareja.

Hablamos con ella sobre su trabajo.

VICE: ¿Te sorprendió que estos hombres accedieran a hablar contigo, dada la naturaleza “secreta” de sus actividades?
Profesora Alicia M Walker:
Mi conclusión es que cuando haces algo a escondidas, aprecias la oportunidad de hablar con alguien externo e imparcial. En un momento u otro de la entrevista, todos los participantes me contaron sobre su personalidad, su trabajo, sus redes sociales. Todo el mundo quiere ser visto, creo.

Dices que algunos hombres dejaron la entrevista a medias. ¿Tuviste otras dificultades?
Tuve un participante que se emocionó un poco. Habíamos terminado por completo la entrevista, y dos o tres semanas después, me envió un correo electrónico para contarme en detalle sobre la noche que acababa de pasar con una mujer. Escribió un párrafo completo sobre lo poco atractiva que la encontraba. Básicamente, su versión de la historia fue: “Al acostarme con esta mujer con la que nadie quiere acostarse, hice un acto de caridad”. Esperaba que le dijera que era un gran tipo, lo que obviamente no hice. Se enojó y dijo: “Ojalá nunca te hubiera hablado”. Le dije: “No hay problema, eliminaré todos tus datos del estudio”.

¿Qué te pareció el escándalo de Ashley Madison y los suicidios relacionados con el hack del sitio en 2015?
Me pareció terrible que estos hombres fueran chantajeados. Fue una pérdida de vidas terrible e innecesaria. Algunos dirán que obtuvieron su merecido. Pero, ¿cómo está bien violar la privacidad de alguien? La gente siempre es más rápida condenando a la persona que está desnuda en las fotos que a la persona que las publicó sin su consentimiento. Creo que eso dice mucho sobre nuestra incomodidad inherente con el sexo y el cuerpo humano. Ashley Madison es una empresa multimillonaria que brinda servicios a una gran cantidad de clientes. Sería mucho más productivo preguntarnos: ¿Qué podríamos hacer para disminuir el número de personas que sienten la necesidad de utilizar estos servicios?

¿Sientes empatía por los hombres que son infieles?
No estoy perdonando la infidelidad, ni mucho menos. Estoy muy consciente de que puede ser devastador. Pero no todo es blanco y negro. Cuando hablas con hombres infieles, rápidamente te das cuenta de que la realidad es más complicada. Muchos engañan a su pareja porque tienen necesidades insatisfechas; tienen algo de lo que no pueden prescindir, pero al mismo tiempo, no quieren romper una relación feliz y amorosa. Puede parecer egoísta, pero si vamos a tratar de comprender la dinámica que conduce a la infidelidad, debemos hacerlo con el menor prejuicio posible.

¿Cómo ha evolucionado la literatura sobre la infidelidad?
Con el cambio a las encuestas en línea, nos estamos acercando a las cifras reales. En general, se asume que son superiores a los reportados. Hasta hace poco hemos comenzado a interesarnos por las mujeres adúlteras. Pero las razones que podrían estar detrás del aumento en el número de mujeres adúlteras también podrían aumentar las cifras registradas.

En tu libro anterior, descubriste que las mujeres engañan principalmente por placer sexual. En este libro, dices que los hombres engañan principalmente por razones emocionales. ¿Son, por lo tanto, incorrectos nuestros estereotipos sobre la infidelidad?
Creo que hay una diferencia entre alguien que decide entrar a un sitio como Ashley Madison para crearse un perfil allí y alguien que tiene una aventura espontánea con un compañero de trabajo, una aventura en la naturaleza, como me gusta llamarla. Pero entre las mujeres con las que he hablado sobre Ashley Madison, parece que la gran mayoría de ellas engañan a sus parejas por razones puramente sexuales. Eran extremadamente pragmáticas al respecto. Los hombres contaron una historia muy diferente, no solo sobre sus motivaciones, sino también sobre la dinámica de su relación. Aman a sus esposas, pero sienten que su relación carece de intimidad emocional.

Al hacer tu investigación, ¿llegaste a la conclusión de que la monogamia no es la mejor opción?
Es imposible hacer este trabajo sin pensarlo. La mitad de las mujeres con las que hablé en mi libro anterior me dijeron que les gustaría tener un matrimonio más abierto, que todos serían más felices. Los hombres no estaban interesados ​​en absoluto en una relación abierta. Las mujeres me dijeron que cuando comenzaron estas relaciones, hablaron abiertamente sobre sus expectativas. Todas me dijeron que les hubiera gustado tener conversaciones más abiertas con sus maridos antes de casarse. En conclusión, es muy importante tener estas conversaciones antes de comenzar una relación y seguir hablando durante toda la relación, aunque sea difícil.

Mucha gente argumenta que terminar una relación es mejor que ser infiel y llevar una doble vida.
Es fácil de decir, pero difícil de hacer. La verdad es que es mucha la gente que engaña a sus parejas. Entonces, en lugar de emitir juicios, deberíamos adoptar un nuevo enfoque y tratar de comprender la dinámica. A muchas personas les resulta difícil dejar a alguien que aman, incluso si la relación les parece insoportable. Todos los hombres con los que he hablado aman a sus esposas. Todos me decían: “La infidelidad aumenta mi autoestima, me siento mejor conmigo mismo y mis necesidades están satisfechas, pero me gustaría recibir esto de mi esposa. Se quedan porque tienen esperanza; esperan que en algún momento las cosas cambien en casa.

Con información de VICE.

 

La ciudad de Jerez, Zacatecas, se convirtió en un verdadero “pueblo fantasma” después de todo un día de intensas balaceras. Un convoy de, al menos,...
El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, fue un estudiante mediocre. Exhiben documentos de su estancia en la UNAM y en ellos se puede...
Comparte

Contacto

Trending esta semana
Viral en redes
Personalidades
Noreste MX
Mundial
México MX